Vuelta a las andadas

Tras bastantes meses dedicándome en exclusiva a los proyectos de mis clientes, últimamente me ha dado por volver a las andadas. Llevo ya unas cuantas semanas revitalizando viejos proyectos y planificando nuevas aventuras, proyectos a los que por otra parte había prometido no volver a dedicar tiempo. Pero al final, la cabra siempre tira al monte.

La verdad es que cuando allá por junio de 2014 decidí cerrar Mundo Sala, mi primera (y hasta la fecha única) empresa, se me quitaron las ganas de volver a intentar cosas. Fueron muchísimas horas de trabajo, privaciones personales y esfuerzo en todas sus posibles variantes que no obtuvieron resultado, pese a tener la conciencia muy tranquila y saber que todas las personas que participaron en dicho proyecto dieron el máximo. Y es que ese pequeño gigante que construimos en un año de duro trabajo fue todo un éxito (algún día escribiré sobre ello y compartiré métricas) en casi todo. Y digo casi todo porque, claro, faltó la parte de ganar dinero.

Tras esta aventura decidí empezar a trabajar anfix, una startup vallisoletana con una pinta muy molona, olvidando por completo todos mis proyectos. Allí aprendí muchas cosas, entre ellas que trabajar a tiempo completo para una misma empresa no está hecho para mí. Sin embargo, a mitad del medio año que pasé trabajando allí ya me picó el gusanillo y fue cuando abrí en cuatro ratos Futsalia, un proyecto que a día de hoy aún no tengo del todo claro qué es. Después fueron llegando otros pequeños proyectos como futbolvalladolid.es, futbolburgos.es, futbolsalamanca.es, futbolsegovia.es, futbolzamora.es

Todos esos proyectos tenían algo en común. Me permitían reutilizar mucho del código que ya tenía hecho del pasado, y además no me requerían tiempo en el día a día (en algún post contaré cómo estas webs actualizan automáticamente y sin interacción humana resultados y clasificaciones, además de compartir toda la información en redes sociales). Por lo tanto, eran un mero pasatiempo.

Y tras casi un año trabajando como consultor y desarrollador freelance, la flexibilidad laboral que tengo y la increíble cantidad de cosas que sigo teniendo la oportunidad de aprender semana tras semana han despertado mis ganas de volver a tener algún proyecto importante propio, donde poder poner en práctica muchas ideas que llevo tiempo queriendo hacer. Algo que en cierto modo se podría decir que se veía venir, porque realmente nunca llegué a cerrar Mundo Sala SL, simplemente decidí dejarla inactiva “por si acaso”.

Pero afortunadamente, como decía antes, he aprendido muchísimo desde que decidí montar mi primera empresa. Lo suficiente como para saber que mi prioridad sigue y seguirá siendo mi trabajo como freelance, con el que he alcanzado mi situación profesional más satisfactoria hasta la fecha. Y es que la libertad que tengo para elegir con quién trabajar y cuándo hacerlo es perfecta para compatibilizar mi tiempo con proyectos personales.

En estas últimas semanas he empezado a revitalizar futsalia.es, en una nueva línea que creo que es más acertada que la que seguí en su día con Mundo Sala. También ha resucitado topsala.es con Dani, el que fuera mi redactor jefe en el ya mencionado Mundo Sala. Topsala es el germen de la mayoría de mis proyectos, tras casi 3 años en el cajón, siendo el proyecto que más me ha enseñado profesionalmente de siempre, al que ahora toca un lavado de cara. Aún en pañales, tengo cosas muy chulas en mente, que poco a poco irán saliendo, y de paso aplicaré también a tenerifefutsal.es, proyecto que aún no siendo mío, no me he podido resistir a echar un cable a otro de mis ex compañeros, Héctor. También tengo pendiente un lavado de cara y aumento de funcionalidades para dos proyectos de otros dos ex compañeros y amigos más, futsalvida.com, de Joan Carles, y deportecabezon.com, de Óscar. Proyectos que de una u otra forma están relacionados entre sí, aunque solo sea porque todos formamos parte en su día de la pequeña familia de Mundo Sala.

Además, también he comprado un par de dominios para alguna otra cosa que aún no puedo contar, porque ni si quiera he acabado de darle forma en mi cabeza. En resumen, se presentan unos meses de mucho trabajo, pero que sin duda proporcionarán la satisfacción que siempre produce sacar algo propio adelanteStay tuned.

Uso de cookies

Este sitio web, como todos, utiliza cookies. Si continúas navegando por la web estás dando tu consentimiento para la aceptación de la política de cookies de este sitio web. ACEPTAR

Aviso de cookies